Santa Cruz: fue a denunciar por violencia a su ex y destapó un escándalo

Una mujer denunció a su ex pareja, un funcionario municipal de la localidad santacruceña de Las Heras por violencia doméstica. Pero no todo quedó ahí: en su relato contó cómo su ex se enriqueció de la función pública y que se hacen contratos truchos para cobrar en nombre de otras personas para hacer caja “para la campaña».

La mujer se presentó en el despacho del fiscal Ariel Candia para denunciar que su ex pareja le había pegado y dejar asentado que por temor se iba de la ciudad con el hijo que tienen en común. El acusado es Hugo Franco, ex contador de la Municipalidad de Las Heras.

En su testimonio, la mujer relató que cuando todavía era funcionario, él le había dado dos grandes palizas, luego de que se pusiera violento debido a las preguntas que ella le hacía sobre el crecimiento de su patrimonio. Según publicó un portal, la mujer descubrió que adentro de su maletín, el ex funcionario tenía un contrato a nombre de ella, del cual no estaba enterada porque “jamás” prestó servicios en la comuna.

En el contrato se pueden ver las firmas de Hugo Franco y Marcelo Barros y otro funcionario de la administración municipal. Franco ingresó el año pasado a la Secretaría de Hacienda de la Municipalidad de Las Heras y al poco tiempo, él le pide que sacara un monotributo porque “en el futuro iba a sumar puntos para pedir un crédito hipotecario con el objetivo de adquirir una vivienda”.

La mujer también denunció cómo un día ordenando el placard se encontró con “gran cantidad de billetes de 100, 200 y 500 pesos, que no pudo determinar cantidad pero que le llamó la atención” y que cuando confrontó a su pareja, éste “se puso agresivo y le dijo de mala forma que estaba ahorrando para comprar una casa”.

También mencionó que durante las vacaciones de invierno del año pasado, la pareja viajó a Córdoba en un Peugeot, pero que en la estadía él se compró un Volvo, pero le dijo que en realidad era de su hermano. Dijo que al coche lo tenían guardado en un garaje y que pudo determinar que en realidad era de Franco porque los pocos fines de semana que se sacó el auto, él lo condujo.

La víctima hizo un racconto de los bienes que habría adquirido el funcionario en unos pocos meses, entre los que contó la compra de una casa con cuatro habitaciones, el Volvo y una moto, aunque su relato se pone más sombrío cuando asegura que su ex pareja le terminó confesando que había hecho “plata para la campaña política” y que “había varias personas que cobraban de la misma manera”.

Edgardo Marano

Deja un comentario