Santiago Cafiero criticó a Patricia Bullrich

La tensión política por la toma de predios privados en diferentes partes de la Argentina sumó el pasado domingo por la noche un nuevo capítulo, cuando la titular del PRO, Patricia Bullrich, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se cruzaron en redes sociales por el accionar del Gobierno frente a estos hechos.

Todo comenzó cuando, a través de su cuenta oficial de Twitter, la dirigente opositora le reclamó directamente a Alberto Fernández que frene “esta insensatez” que “está llevando a la sociedad al límite” porque consideró que “es su responsabilidad” hacerlo.

Presidente, la usurpación de tierras es un delito, y hay funcionarios de su gobierno involucrados en estos hechos. La situación se repite en todo el país, cada vez con más violencia”, escribió la exministra de Seguridad.

Quien le contestó fue Cafiero, que comentó esta publicación y le pidió “a la oposición responsabilidad” y aseguró que “no hay ningún” integrante del Gabinete nacional “involucrado en ninguna usurpación”. “Mentir y difundir noticias falsas atenta contra la solución pacífica de estos conflictos”, resaltó.

Las declaraciones de Bullrich van en línea con las que realizó recientemente el exministro de Agricultura Luis Miguel Etchevehere, quien se encuentra reclamando el desalojo de la estancia Casa Nueva, ubicada en la provincia de Entre Ríos, propiedad de su familia y ocupada desde hace un tiempo por un grupo de personas, entre las cuales está su hermana, Dolores.

En una entrevista, el exfuncionario de Cambiemos denunció que dentro de ese predio también “estuvieron presentes (la titular del INADI) Victoria Donda y una señora Verón, del Ministerio de Justicia”, además de “Sebastián Correa, de la Dirección de Economía Popular”.

Atrás de esto, están Juan Grabois y el Ejecutivo nacional. Vemos que Alberto Fernández está respaldando la toma de tierras. Y vemos que la provincia de Entre Ríos tomó esa zona de campo como zona liberada, porque no vemos ninguna acción. El gobernador tomó el argumento de los usurpadores para desentenderse del tema”, consideró Etchevehere.

Días atrás, el interbloque de diputados nacionales de Juntos por el Cambio manifestó su “más energético repudio” a las usurpaciones y solicitó, “con carácter de urgencia, la intervención del Gobierno nacional, a los efectos de preservar el derecho a la propiedad privada” y evitar hechos violentos “que pongan en riesgo la tranquilidad pública”.

A través de un comunicado, la bancada encabezada por Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), consideró que “las constantes” tomas de predios “ocurridas en los últimos días” y en diferentes regiones del país “son consecuencia de la desidia oficial, que deviene en complicidad frente a la voluntad delictiva de sectores políticos que agreden las más elementales normas del Estado de Derecho”.

Cuando un Gobierno duda en hacer cumplir la ley y en auxiliar a la Justicia para hacer valer los derechos constitucionales, ingresamos en un terreno conflictivo de resolución azarosa. Porque se pone en juego la legitimidad en el ejercicio del poder y la incertidumbre se apodera de los diversos actores económicos y sociales, perjudicando el trabajo, la producción y el desarrollo sostenible de la Argentina”, remarcó el espacio opositor.

En esta línea, el interbloque sostuvo que observa “con sorpresa la falta de reacción de la administración central” y advirtió que “las usurpaciones de tierras son señales de inseguridad legal que dañan la credibilidad” de la gestión de Alberto Fernández.

En medio de las críticas de Santiago Cafiero, Bullrich se refirió a la gente que quiere emigrar

La titular del PRO y exministra de Seguridad Patricia Bullrich durante la presidencia de Mauricio Macri volvió a cuestionar a la gestión de Alberto Fernández al sostener: “Nadie quería irse del país cuando nosotros gobernábamos”.

La verdad es que uno escucha que hay argentinos que se quieren ir. A mí sinceramente no me gusta. Yo me tuve que ir en un momento y lo más feo que hay es tener que irte de tu propio país. Ojalá que eso no suceda, que los argentinos tengan oportunidades en su propio país, que puedan seguir con sus empresas y negocios, que los jóvenes tengan perspectivas de trabajo y de remuneración adecuada con lo que estudian, que podamos subir nuestro nivel de educación”, deseó Bullrich.

Hoy el mundo está interrelacionado y es lógico que muchos jóvenes quieran viajar, pero es distinto a querer irse. Tenemos que frenar la idea de irse del país”, insistió.

Bullrich consideró que el Gobierno debería “abrir un horizonte dando certezas, dando seguridad, que el dólar no aumente todos los días, que haya un programa económico, que el programa económico no sea que tres meses rebajo un poquito las retenciones, sino algo más consistente, más serio, que podamos tener una idea de cuándo piensan retomar las clases, cuándo piensan retomar toda la economía, cuándo van a abrir el país”.

Nosotros estamos dispuestos a discutir, no somos cerrados. Nosotros no somos talibanes, al revés, somos una fuerza abierta, democrática, dispuesta al diálogo. Pero para eso necesitamos que el Gobierno entienda que no puede seguir en esta locura de una cuarentena eterna que nos ha llevado a una pobreza que nunca nos imaginamos los argentinos que íbamos a tener”, agregó.

Respecto a la cuota de responsabilidad que podría ser atribuida a la gestión de Macri en la realidad que atraviesa el país, indicó: “Tuvimos problemas, no lo dudamos. También tuvimos problemas de gobernabilidad. Argentina es un país con muchas mafias. Andá a gobernar con todas las mafias que tenés en la Argentina, que te traban todo, con los sindicatos de docentes que no te dejan empezar las clases, a los que te traban el país y no te dejan gobernar, que no tengo la menor duda de que sólo defienden sus intereses”.

Si algo aprendí para el próximo gobierno es que desde el primer día a los que quieran trabar tenemos que lograr que la sociedad a través de mecanismos de consulta popular diga ‘no quiero más que me traben las clases’… No podemos vivir en un país trabado por intereses minoritarios de gente que termina millonaria y el país pobre. Eso lo tengo re claro. Hay sindicatos y organizaciones sociales que nos hicieron la vida imposible. Se instalaron el primer día en la 9 de julio y no se fueron hasta el último día. Eso yo no lo permito nunca más”, aseguró.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario