Shoppings: Reabren los ubicados en CABA

Luego de casi siete meses cerrados por la cuarentena impuesta por el coronavirus, los shoppings centers de la ciudad de Buenos Aires volverán a abrir sus puertas a partir de este mediodía. Así lo confirmó esta mañana el presidente de la Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC).

En el transcurso de la mañana, debía ser publicada la decisión administrativa correspondiente en el Boletín Oficial de la República Argentina. Pero con la decisión oficial ya ratificada, los centros comerciales porteños ya tienen todo listo para la reapertura, que estaba prevista para las 12.

Arrancamos a las 12. Está todo previsto. La parte formal se cumpliría en el transcurso de la mañana. La expectativa es muy buena, después de siete meses se nos permite volver a ejercer nuestras actividades. Estamos muy entusiasmados y se viene por delante una fecha emblemática para el calendario comercial que es el Día de la Madre”, explicó Mario Nirenberg, gerente general de la Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC) en radio La Red.

¿Cómo será el protocolo? Habrá un cupo de cantidad de personas que pueden ingresar a cada shopping, que se calculará con una persona cada 15 metros cuadrados. Además, se utilizarán termómetros digitales y cámaras que toman a la distancia la temperatura corporal de los visitantes.

Se incorporarán alfombras sanitizantes para el calzado de los visitantes y se instalarán múltiples dispensadores de alcohol en gel distribuidos en todos los espacios comunes. También habrá un sentido de circulación único dentro de los pasillos de los centros comerciales, que estará señalizado.

Se marcará el distanciamiento social con indicaciones en el piso de los pasillos, mientras que los locales contarán con carteles en las vidrieras en los que se indica el número máximo de clientes que pueden permanecer en su interior.

«Debe mantenerse el distanciamiento social obligatorio. Para eso, va a haber personal del shopping para señalar que el distanciamiento debe ser respetado”, señaló Nirenberg.

Los centros comerciales habían comenzado a preparar sus instalaciones para abrir en las últimas semanas, cuando comenzaron a avanzar las negociaciones entre el Gobierno nacional y el Gobierno porteño.

La industria durante todo este tiempo tuvo algunas algunas bajas bastante importantes. Estimamos que el 25% de los locales no van a poder volver a abrir. Nos da mucha pena que así sea. Algunos son franquiciados y les cuesta todavía mucho más esta situación. Entendemos que la industria tiene la madurez suficiente para ayudar o reemplazar a aquellas marcas que ya no nos acompañan”, agregó Nirenberg. Entre los 15 shoppings porteños suman alrededor de 5.000 locales.

Desde la Cámara Argentina de Shopping Centers venían reclamando que los comercios de los centros comerciales pudieran funcionar en la previa del Día de la Madre, una de las fechas comerciales más importantes para el sector. La semana pasada, desde la cámara habían advertido que hay 50.000 empleos en juego en la Ciudad y en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

El Día de la Madre es históricamente muy esperado por el sector comercial porque impulsa las ventas, pero en estas circunstancias nuestras expectativas son muy moderadas. No hay dinero disponible y el poco que hay la gente tiene temor a gastarlo en cosas no esenciales. Tampoco hay muchas expectativas de reuniones sociales, la gente no sale, no hay alegría. De todos modos, teniendo en cuenta lo mal que viene todo el sector, esperamos que en algo ayude la fecha”, afirmó el secretario de la CAC, Mario Grinman.

Así fue la reapertura de los shoppings

Tras más de 200 días cerrados, finalmente el miércoles abrieron los shoppings en la Ciudad de Buenos Aires, con la implementación de un estricto protocolo sanitario. En diálogo con RePerfilAr, Sergio Datilo, gerente de RRII de IRSA, dijo: «Fue muy duro estar siete meses cerrados sin gente trabajando«, y aunque remarcó la felicidad que lo invade, advirtió que «no es completa«, ya que hay un 30% de locales que no van a reabrir.

En el caso del Shopping Abasto, el acceso es con barbijo, únicamente por Avenida Corrientes, donde hay una cámara termográfica que detecta la temperatura de las personas que ingresan. Además en el techo hay tres contadores de personas cuyos resultados se reflejan en una pantalla al frente. Cabe destacar que el control es estricto dado que el tope de capacidad es de 2000 personas. Asimismo, el estacionamiento, el cine y los juegos permanecen cerrados. Distinta es la situación del patio de comidas que está funcionando con la modalidad Take Away y delivery.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hay 16 centros comerciales que contaban con 3743 locales, pero debido a la crisis casi 800 cerraron sus puertas. En el Shopping Abasto hay 180 locales, de los que 40 cerraron sus puertas.

Edgardo Marano

Deja un comentario