¡Socorro, quiero emprender! El grito de Agustín, de Córdoba al país

Agustín Spaccesi, empresario cordobés y actual referente del espacio político partidario Republicanos Unidos Córdoba, gestiona la apertura de un local de venta al público entre la espada de la crisis y la pared de la burocracia estatal. 

El esperanzado comerciante enumeró las 31 firmas y trabajos matriculados que son necesarios para abrir una heladería con cuatro empleados. El listado, digno de pesadilla kafkiana, es común a todo negocio calificado como miniPyME, o sea los emprendimientos que representan el 70% del empleo actual según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Aquel sector que naturalmente debería ser la niña mimada, por su capacidad de desarrollo, es atacada sistemáticamente por “la máquina de impedir”, incluso hoy, en la peor crisis de la historia.

¿Quiénes producen en el país de los planeros?

Cuántos Agustín tiene nuestro país, cumpliendo paso a paso los engorrosos trámites y pagando las gestiones de profesionales para la apertura de un local. “Si bien son necesarios los controles, la sobreabundancia de los mismos y la necesidad de pagar en cada caso, con fines claramente recaudatorios, y en algunos casos rindiendo pleitesía a funcionarios de turno, lo vuelve cada día más dificultoso”, declaró ante uno de los numerosos medios de prensa oral y escrita que se hacen eco del reclamo.

Entre un trámite y otro, ayer por la mañana Agustín detalló en su cuenta personal de Twitter @spaccesiagustin la odisea, e inmediatamente fue convocado desde diarios, radios y TV de todo el país, para exponer su caso. 

“Desde hace 17 años estoy en el rubro y cada vez se aumentan y complican los trámites para la apertura y el funcionamiento de un local”, explicó. 

En este caso, se trata de un mero traslado de un local a otro, a tan sólo 30 metros sobre la misma vereda, pero para poder hacerlo, debe cumplir 31 habilitaciones diferentes. “Más de un trámite por metro”, remarcó con cierta ironía.

Como es sabido, el problema no es reciente. Hace algunos años, la necesidad de mejorar este tipo de situaciones, entre otras deficiencias del Estado, llevó a este ciudadano a tomar la responsabilidad político partidaria desde espacios de centro derecha. Hoy junto a otros profesionales y empresarios, dirigentes vecinalistas y ciudadanos responsables, integra Republicanos Unidos Córdoba rumbo a las PASO y las legislativas.

En este doble juego, la anécdota deja de ser un mero episodio para pasar a formar parte de un proyecto que promueva la simplificación de trámites, entre uno de los tantos desafíos que afrontamos como ciudadanos que queremos seguir viviendo y trabajando en nuestro país. 

Por eso, para que deje de ser una promesa electoral y sea un logro, Agustín Spaccesi promueve desde Republicanos Unidos la oportunidad de mejorar Córdoba y buscar la prosperidad de la mano de referentes nacionales como Ricardo López Murphy, Agustín Etchebarne y Yamil Santoro, entre otros.

El recorrido por los medios en este momento se extiende a todo el país y a los periodistas más mediáticos, una y otra vez Spaccesi manifiesta su preocupación más allá de una circunstancia personal: Describiendo la serie de dificultades que afecta a cualquier ciudadano dispuesto a emprender en Argentina. 

Periodistas de distintos medios arriban a las mismas conclusiones, respecto del Estado sobredimensionado y burocrático que en lugar de impulsar el desarrollo, lo frena; además de la responsabilidad que nos llama a integrarnos en la vida político partidaria.

Esta representación del hombre común está a cargo de quienes no levantan un vidrio polarizado entre la ciudadanía y la cara casta que hoy integra el gobierno desde el oficialismo y su partenaire presuntamente opositor, pero que vota cada ley del kirchnerismo con obediencia y sumisión.

Por ello el espacio de Republicanos Unidos tiene como uno de sus principios ser la verdadera oposición. “En 17 años de comerciante noto que en lugar de achicar el Estado, lo agrandan”, asevera. 

«¿Así quieren que generemos empleo? Los empresarios PyME vivimos cumpliendo requisitos y cuando podemos tratamos de atender clientes…», ironizó.

El dirigente de Republicanos Unidos Córdoba tuiteó el listado de trámites en su cuenta personal y se viralizó en instantes, los medios nacionales se hicieron eco de la noticia en diarios locales y mientras escribo esta nota, en las principales radios argentinas entrevistan a Agustín respecto de su actividad, las trabas estatales y el espacio político partidario que integra.

“Hundimos el Titanic y en lugar de tirarnos un bote, el gobierno te tira un salvavidas lleno de piedras para terminar de hundirnos”, declaró en la entrevista con Antonio Laje y Agustín Etchebarne en su programa de América. “Estamos entrampados en ideas falsas”, dijo Etchebarne, “pero tenemos una tercera fuerza que plantea ideas que funcionan en el mundo”.

Pone por ejemplo a la inflación que no supieron solucionar las administraciones pasadas, y que fue derrotada en la mayoría de los países del mundo. “Esto lo cambia la política y se cambia a través de cambiar los políticos, este es el año de votar distinto”, enfatizó Etchebarne. 

“La clave es pensar cuáles son las ideas alternativas que funcionan en el mundo y funcionaron en Argentina, como por ejemplo lo lograron Alsogaray y Cavallo. Entonces dejemos atrás a quienes prometieron achicar el Estado pero lo agrandaron, a quienes prometieron bajar la inflación y no lo implementaron”, dijo. 

Agustín ilustró: “Que nos saquen la mochila tributaria y la mochila burocrática, que de generar trabajo nos encargamos nosotros”. 

“La regulación debe ser razonable, no asfixiante; todos estos ítems son previos antes de ir a pedir una habilitación al Estado, luego es otra batalla”, comentó ante los colegas de infobae.

“Los empresarios debemos estar para atender a los clientes, no para discutir cuestiones anecdóticas con el Estado, como por ejemplo que un técnico de la empresa de Aguas Cordobesas verifique si el agua que me provee la provincia es potable. Y, además, que por 30 días del mes, 18 los tengo que dedicar a afrontar vencimientos impositivos”, indicó.

Así detalló que las firmas y trabajos matriculados exigidos por el Estado para abrir una heladería con cuatro empleados son los siguientes:

1) Abogado

2) Contador

3) Escribano

4) Arquitecto

5) Ingeniero especialista en seguridad e higiene

6) Corredor inmobiliario

7) Técnico habilitado para alta de tiqueadora fiscal

8) Registro Propiedad del Automotor

9) Verificador del automotor

10) Habilitador de caja de delivery

11) Corredor de seguros

12) Ingeniero que aprueba matafuegos

13) Electricista matriculado

14) Gasista matriculado

15) Médico para libreta sanitaria

16) Inspector de Compañía de seguro

17) Tramitador autorizado IPJ

18) Certificador de firma digital

19) Censista de actividad comercial DGR

20) Bromatólogo para que todos los meses analice el agua de red

21) Empresa homologada de emergencias médicas

22) Seguro de caución EPEC otorgado por la compañía provincial de electricidad de Córdoba

23) Soft de gestión y venta homologado por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)

24) Inspector (ingeniero) de riesgos del trabajo por ART

25) Seguro integral de comercio de empresa homologada en la Superintendencia de Seguros

26) Bromatólogo para productos a comercializar

27) Instalador matriculado en refrigeración

28) Habilitación del Senasa para camioncito de reparto

29) Proveedor de agua embotellada autorizada por la municipalidad

30) Empresa de desinfección habilitada por la municipalidad

31) Médico examen pre laboral.

De inmediato, aclaró que “en este listado no están incluidos la catarata de funcionarios públicos a los que deberé rendir pleitesía, ni las habilitaciones”. Y luego se planteó: “¿Así quieren que generemos empleo?”.

Para marcar la diferencia, Spaccesi se define no como un político sino como “un ciudadano que hace política”, que toma el desafío de salir de la queja al terreno de las decisiones. Su incursión en la política tuvo que ver, desde el primer momento hasta hoy, con tratar de mejorar la calidad de vida de emprendedores en un país en el que todas son trabas.

Comentó que ante la viralización de su odisea kafkiana, recibió un llamado telefónico de autoridades municipales para ayudarlo en su caso puntual, y redobló la apuesta ofreciendo su colaboración personal ad honorem para optimizar el sistema.

En otros mensajes, Agustín Spaccesi se quejó porque “Estados Unidos vacunó en un día lo que a nosotros nos tomó más de tres meses. Las ventajas de una economía abierta, poderosa y con un Estado enfocado en lo que tiene que hacer. Nosotros tenemos al Estado pensando en el fútbol para todos”.

Además, advirtió que es necesario que “el Estado deje de desfinanciar al sector privado de la salud. ¡El PAMI paga lo mismo que en 2019 por prestaciones que triplicaron sus costos! Las prepagas prácticamente están congeladas. El 60% de los argentinos se atienden en este sector clave”.

“Muchos creemos que es parte de un plan para estatizar el sistema de salud privado. Esta idea del Instituto Patria fue frenada en 2019 por presión de los sindicatos y sus obras sociales. Este año y frente al quebranto generado en 2019, los jerarcas sindicales no pelearán”, advirtió desde la red social, antes de empezar a recibir múltiples apoyos (y algunos reparos, claro está) a raíz de su decisión de contar lo que para muchos es obvio: Los trámites deben asegurar el correcto funcionamiento de un local, pero sin llevar a sus dueños a que estén al borde de un ataque de nervios por querer tener un emprendimiento en blanco y en regla.

Marcela Zadoff
Lic. en Letras Modernas de la Universidad Nacional de Córdoba. Redactora. Editora. Experta en Comunicación Institucional

Deja un comentario