SUBE: Suspenderán las de trabajadores no esenciales

A casi seis meses de decretada la cuarentena, el Gobierno Nacional anunció que suspenderá las tarjetas SUBE de aquellas personas que no estén habilitadas para utilizar el transporte público de pasajeros en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). La medida incluye a trabajadores no esenciales y a aquellos que no cuenten con el permiso para atender una situación particular.

Este miércoles, a través del Boletín Oficial, el Ministerio de Transporte de la Nación oficializó la aprobación del “Protocolo para la suspensión temporal de las tarjetas del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) en el marco del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio«.

Argentina se encuentra transitando el momento más crítico de la pandemia de coronavirus. Ayer se superó la barrera del medio millón de infectados y se registraron 278 nuevas muertes, lo que elevó la cifra de víctimas fatales a 10.405. Más allá de las actividades que se fueron flexibilizando en los últimos meses, en el Gobierno apuntan al relajamiento social y al aumento de circulación de personas.

De acuerdo al último informe de la cartera que conduce Mario Meoni, el lunes fue el día récord en circulación de pasajeros en el transporte público en el AMBA desde el inicio de la cuarentena. Según precisaron, 1.225.617 personas se movilizaron en trenes, subtes y colectivos de la Ciudad de Buenos Aires y del Conurbano. El dato es preocupante, no sólo teniendo en cuenta que al inicio del aislamiento el promedio era de 550.000 pasajeros, sino que aumentó en más de 100 mil personas en las últimas jornadas, ya que registros de semanas pasadas indicaban que se movilizaban 1.100.000 personas en el transporte del Área Metropolitana.

Además del dato del lunes, el último fin de semana fue el de mayor circulación de pasajeros de los últimos seis meses: 884.507 el sábado y 437.000 el domingo. El nivel de movilidad contrasta con los criterios epidemiológicos que indican que “la utilización del transporte público de pasajeros facilita la transmisión del virus SARS-CoV-2″. Por ello, el Gobierno dispuso desde el inicio del confinamiento que para “minimizar el riesgo” de contagios, “el uso del servicio de transporte público de pasajeros interurbano e interjurisdiccional autorizado a circular queda reservado para las personas que deben realizar las actividades y servicios esenciales”.

Pese a que en uno de los anuncios de prórroga de la cuarentena que encabezó Alberto Fernández, acompañado por Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta, se barajó la posibilidad de suspender las tarjetas SUBE de las personas que no estén autorizadas a circular, la medida nunca había sido oficializada. A mediados de julio se instruyó a Nación Servicios S.A. -empresa responsable de la SUBE- a realizar un relevamiento por zonas del uso de tarjetas no autorizadas durante dos días consecutivos “con el objeto de evaluar y regular distintas medidas a implementar”.

A principios de agosto el ministro Meoni había anunciado que serían suspendidas las SUBE que registrasen viajes durante más de dos días consecutivos en subtes, trenes o colectivos y no estén vinculadas al permiso que los trabajadores esenciales necesitan para circular. Por ello, se pidió a los pasajeros “con permiso de personal esenciales, incluidos los de 24 horas como fuerza mayor» que declararan el número de tarjeta correspondiente en el certificado de circulación. En aquél momento, Meoni dijo que fueron dadas de baja aquellas SUBE que habían sido registradas con “datos falseados, números repetidos o tarjetas no existentes”. Nación Servicios S.A. realizó a los pocos días de aquél anuncio una “prueba piloto” de suspensión de tarjetas.

Finalmente, la medida fue oficializada este miércoles. El protocolo comunicado regirá en el AMBA y consistirá con la “suspensión temporal” durante siete días de las tarjetas que no estén asociadas al Certificado Único Habilitante para Circulación-Emergencia COVID-19 “o documentación que acredite que se encuentra exceptuado para circular” y que haya sido utilizada “para realizar viajes en el transporte público automotor de pasajeros interjurisdiccional durante al menos dos días consecutivos”.

No obstante se aclaró que la suspensión temporal “no producirá ningún efecto respecto del saldo de carga que posea dicha tarjeta, el cual podrá ser utilizado normalmente por el usuario al finalizar el plazo de suspensión”. La reactivación de la SUBE será automática luego de una semana.

En la Resolución 197/2020, publicada hoy en el Boletín Oficial, se instruyó a Nación Servicios S.A. a “implementar un sistema de monitoreo inteligente de circulación por zona geográfica de usuarios autorizados y no autorizados, teniendo como base la información remitida diariamente por la Secretaría de Innovación Pública dependiente de la Jefatura de Gabinete, vinculada a los números de las tarjetas SUBE consignadas en los Certificados Únicos Habilitantes para la Circulación – Emergencia COVID-19″.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario