Tucumán: 7 de Abril el reflejo de una Nación

El presidente Mauricio Macri se aparta de los grandes centros electorales, y camina sobre el Tucumán postergado, sobre el Tucumán olvidado, en 7 de Abril afirman haber perdido hace mucho el contacto con los políticos locales (claro no se sabe si quienes habitan el pueblo votan en Tucumán, en Santiago y hasta algunos en Salta), afirmaron a referentes del macrismo hace unos meses atrás que no recuerdan otro gobernador desde Bussi (padre) que los haya visitado. Uno podrá leer la sorpresa de la visita del Presidente que se llevaron los locales, el lector entonces dubitativo se preguntará ¿Por qué ahí?.

La sección este de la Provincia se desarrolló en sus inicios en paralelo al ferrocarril de carga, tan necesario para una zona que es una «mina agricultora», los pueblos entonces fueron creciendo hasta que un día el tren dejo de pasar, se empezaron a perder poco a poco los ruidos del progreso que traía a la zona el sistema ferroviario, si hoy uno paseando por el jardín de la República visita la rama este de la pequeña Tucumán, entonces entenderá, es que esta franja de ciudades parece haber quedado en el olvido y uno encuentra similitudes a las ciudades del «lejano oeste» que ve en películas, personalmente es mi ejemplo referenciado porque desde que nací siempre fue así, parece que ese día fue aquí y ahora, porque hasta hace poco nada ha cambiado.

Pero no es momento de desánimo, al contrario hace un par de años una promesa del Plan Belgrano poco a poco se hace en realidad, con la renovación del trazado de ferrovias que impulsa la administración de Cambiemos, renace una esperanza para la olvidada ciudad de Burruyacú (Tucumán), una reparación histórica para los olvidados argentinos del este de la provincia norteña, que en silencio recuperan su esperanza de ser una ciudad que vuelva a las vías del desarrollo al compás del ruido del tren, algo comienza a cambiar en la feudal Tucumán.

Así como en el país un silencioso ¡Si se puede!, le devuelve las esperanzas a los argentinos postergados, muchos podran sentir decepción, sobre todo en la clase media, pero la reconstrucción de una casa comienza desde abajo, desde los cimientos, al igual que la de un país, si así lo entiende la ciudadanía entonces la Argentina terminará por subir al tren del progreso, como hoy lo sabe 7 de Abril y con un «ruido» más próximo se siente en Tucumán.

Gabriel Mainardi
24 años, Estudiante de Derecho de la Universidad Nacional de Tucumán, Coordinador de Red de Jóvenes por Tucumán.

Deja un comentario