Tucumán, a las puertas de un escándalo político por Bussi

Un café, dos jueces y una charla grabada podría transformarse en un escándalo político judicial en Tucumán. El camarista penal de la provincia Enrique Pedicone denunció ayer a Daniel Leiva, integrante de la Corte Suprema de Justicia, por pedirle que “maneje la intensidad”, “que siga picando bajo, volverlo a donde tiene que estar” un expediente penal por presuntos delitos sexuales y corrupción contra el legislador Ricardo Bussi. Y que la gestión fue en nombre del gobernador Juan Manzur y de su vice, Osvaldo Jaldo.

Para avalar la denuncia, Pedicone grabó la conversación con Leiva y la puso a disposición de la Fiscalía de Delitos Complejos donde pidió que se investigue al juez de la Corte Suprema por tráfico de influencias, coacción y violación a los deberes de funcionario público.

La charla, según la denuncia, ocurrió el 28 de julio pasado en un bar, una hora antes de una audiencia que debía llevar a cabo Pedicone para tratar el pedido de la defensa de Bussi, presidente del bloque Fuerza Republicana –primera minoría de la Legislatura– e hijo del fallecido genocida y ex gobernador de la provincia Antonio Domingo Bussi. El legislador reclamaba que se le permitiera acceder a la causa penal, lo que le impedía el juez de primera instancia. Se trata de un expediente en el que Bussi fue denunciado en junio pasado por una integrante de su partido por abuso sexual y por corrupción por una cuenta bancaria con presuntos fondos ilegales.

“Ese espacio que nos es funcional”, le dijo Leiva a Pedicone, según la denuncia, sobre el bloque de Bussi, por lo que “hay un interés en que no se llegue al punto de que generamos algún elemento que habilite que al tipo lo tengan que detonar de adentro de la legislatura”. “Juan también me dijo, estuve hablando con él el otro día y me dijo una cosa: que tenemos que ser cuidadosos en lo posible de mantenernos juntos… porque nosotros estamos con el gobierno y este espacio, yo hablo todavía como en primera persona (ríe), así es el tema, amigo”, agregó Leiva en la charla en referencia a Manzur.

Leiva es vocal de la Corte Suprema de Tucumán desde febrero de 2019. Llegó allí promovido por el gobernador Manzur. Leiva ocupó cargos en el gobierno y estuvo a cargo de la Fiscalía de Estado, el organismo que nuclea a los abogados de la administración pública. Cuando se trató su designación en la Legislatura, la oposición lo objetó por su pertenencia al oficialismo.

“El 28 de julio de 2020 vi en mi celular una llamada perdida del vocal de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán Daniel Leiva vía Telegram a las 8:02 AM en consecuencia le devolví la llamada y decidí pedir al actuario de la alzada Dr. Fernando Valladares que deje constancia de la conversación para lo que puse el altavoz y, además, procedí a grabar la conversación. Resuelvo grabar al Dr. Leiva porque estoy hastiado del clima policíaco que se vive dentro de la propia justicia desde que llegó este vocal, a quien se señala como el mentor de grabaciones de reuniones y que la mayoría de los empleados y relatores sean los ojos de Leiva que todo lo ve”, comienza la denuncia de Pedicone.

Tucumán, a las puertas de un escándalo político por Bussi 1
Enrique Pericone, el juez que presentó la denuncia (Foto: La Gaceta de Tucumán)

Según el texto, Leiva le dijo a Pedicone: “necesito justamente hablar un minutito, un minutito con vos antes de las 10″. Y quedaron en reunirse a las 9 horas en el bar Ohana, ubicado en las calles Corrientes y Junín.

Pedicone relató que el bar queda a 20 metros de su casa, a donde fue antes para buscar un Ipod para grabar la conversación. “Intuía que tenía como fin influir en la causa seguida en contra de Ricardo Argentino Bussi”, explicó.

El juez llegó al bar donde ya estaba Leiva, según la denuncia de cuatro páginas. “Llega el momento en que el Dr. Leiva me dice que habla por boca del gobernador Manzur y del vicegobernador Jaldo y, hasta me ofrece su teléfono móvil para constatar por si quería corroborarlo”, contó Pedicone, a quien el juez de la Corte le dijo que “estaba con Osvaldo recién”, en referencia al vicegobernador.

Luego Pedicone le pidió que le contara rápido el motivo de la reunión porque tenía la audiencia por el caso Bussi y que “va a estar la prensa, los pañuelos verdes”. A continuación, la transcripción de la charla que consta en la denuncia: “Cortito, dos minutos, el tema es el siguiente, que es lo que dice Osvaldo. Vos sabes la relación de odio y amor que tenemos con ese espacio que nos es funcional…El tema es el siguiente, lo qué el dice es yo tengo que manejar en lo posible de mantener a este gente, toda esa cosa que anda dando vueltas (legisladores) lo que es ese grupo, tengo que mantenerla junta para que no se desmadre o se van con uno, se van con otro…Entonces qué es lo que dice: sin hacer macanas sacudirlo al tipo que tenga que sacudir, vos sabrás. Yo la verdad es que yo ni la entiendo a la causa es una cosa que es entre chuparle el pingo y cuentas bancarias…El tema es que tenés que manejarlo con un equilibrio porque tenes todo aval, entonces de no llegar al punto de generar una situación que el tipo este (Bussi) pueda herir la imagen de la cámara, porque ahí ya se nos arma el kilombo….hasta capaz que hay un fuego amigo que se les ha ido de las manos ojo no. Entonces no que el pedido, porque la verdad que no te pueden pedir nada poniéndote en estos términos si vos queres corroborarlo esto de alguna manera con Osvaldo (me señala el celular). Me ha llamado para eso y Juan también me dijo, estuve hablando con él el otro día y me dijo una cosa que tenemos que ser cuidadoso en lo posible de mantenernos juntos…porque nosotros estamos con el gobierno y este espacio, yo hablo todavía como en primera persona (ríe), así es el tema amigo. El tema es que hay un interés en que no se llegué al punto de que generamos algún elemento que habilite que al tipo lo tengan que detonar de adentro de la legislatura…Sin hacer pelotudeces, porque nadie te pide que vayas a inmolarte, el tema es que…siga picando bajo, volverlo a dónde tiene que estar, que se maneje la intensidad que vaya y vuelva a instrucción…más que nada despegártelo del tema como para que siga picando bajo porque en la medida que pique arriba ya nos va a llegar a nosotros en algún momento (Corte) y no llegar a un punto de no retorno”.

Pedicone le respondió que “a derecho voy a fallar”, se despiden y Leiva, según la denuncia, le dice que se van a volver a juntar a tomar algo.

En la presentación judicial que realizó el juez penal, hizo su interpretación de la charla: “El Dr. Leiva me indica que el espacio del legislador Bussi le es funcional al oficialismo y que hay que evitar que se desmadre y pueden irse (legisladores) a otro espacio. razón por la cuál de lo que de mí dependa la causa el legislador Bussi se mantenga ligado al proceso y la causa va a tener una mayor o menor intensidad una de acuerdo a como sea el comportamiento del legislador Bussi con el oficialismo. A lo que le respondo al Dr. Leiva que esta es una audiencia pública y que mi decisión va a depender de lo que las partes planteen, a lo que le agrego que por su trascendencia va a haber prensa e inclusive puede haber integrantes del tercer sector denominado ´pañuelos verdes´. Antes de irse el vocal Leiva le digo que me deje ver y que fallaré a derecho y se pierde raudamente por la puerta”.

Pedicone contó que volvió a su tribunal y que a las 9:33 reabrió el acta en la que dejó constancia de la conversación. La denuncia quedó a cargo de la fiscal Mariana Rivadeneira. En el texto, el juez penal presentó el acta y ofreció como prueba las grabaciones que “para resguardo de su contenido, serán puestos a la vista, al momento de presentarme en sede judicial para la ratificación de la denuncia”.

Leiva no respondió los mensajes de la prensa.

El juez Pedicone hizo lugar al pedido de la defensa de Bussi de poder acceder a la causa en su contra para garantizar el derecho de defensa en juicio. Y apartó del caso a Raúl Cardozo, el magistrado de primera instancia a cargo del expediente.

El magistrado explicó por qué hizo la denuncia ayer cuando la conversación con Leiva ocurrió hace más de un mes. “Debía ser presentada una vez que concluyera la intervención de este magistrado en los distintos planteos efectuados por las partes, situación que a partir de las cero hora del día de la fecha la acusación de epígrafe ya no será más de mi competencia porque esta causa pasa al sistema conclusional de causas conforme a la última reforma legislativa”, señaló en referencia a un cambio de juzgamiento de los expedientes penales que comenzó a regir desde ayer.

Pedicone tiene un pasado en la política de la provincia. Fue legislador e intendente de la localidad de Monteros en la década de los 90. Ganó las elecciones por el Partido Justicialista. Luego se dedicó a la abogacía y en 2015 asumió como juez de la Cámara Penal de Tucumán durante el gobierno de José Alperovich. Pedicone también intervino en la causa por abuso sexual contra Alperovich.

La semana pasada fue protagonista de un expediente que tramitó la Corte Suprema de Justicia de Tucumán. Por tres votos contra dos recibió un apercibimiento como sanción disciplinaria por “conductas indecorosas” en su actuación en una causa penal por un procedimiento sanitario por el coronavirus que se hizo en un bar de la ciudad de San Miguel de Tucumán. Uno de los jueces que votó por sancionarlo fue Leiva junto con Antonio Estofán y Eleonora Rodríguez Campos. Por rechazar la acusación lo hicieron Claudia Sbdar, presidenta de la Corte, y Daniel Posse. Sbdar es una de las juristas que integra la comisión que convocó el presidente Alberto Fernández para analizar el funcionamiento de la Corte de Justicia nacional, de los Ministerios Públicos y del Consejo de la Magistratura de la Nación.

Giselle Tkaczuk

Deja un comentario