Un contundente “GOL- PASO” , desaprobación de la sociedad de la gestión del Gobierno Nacional

En el día de ayer se celebraron las Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias (PASO) en la República Argentina.

En contextos en que la inmediatez de la información, la volatilidad de su circulación en redes sociales y los trascendidos propios de los medios masivos de comunicación audiovisual que exponen diversas encuestas respecto de la trazabilidad de los votos del electorado, las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias son una fuente de realidad ante tanta confusión.

Según quienes venían proyectando las encuestas se observaban resultados más o menos ajustados respecto a la que finalmente una vez más fue una polarizada elección entre los pre candidatos de “JUNTOS POR EL CAMBIO” y “FRENTE DE TODOS”.

Esta elección básicamente importó la coalición entre la ratificación del rumbo de una política sin resultados favorables por parte del actual gobierno nacional y una rectificación de rumbo moderada que promete la coalición opositora.

Finalmente, el resultado en las elecciones importó ni más ni menos que un contundente llamado de atención al Oficialismo que nunca terminó por conformar una agenda de gestión congruente con las promesas de campañas pasadas con las que se propulsó al poder.

El pueblo gobierna por medio de sus representantes, pero para la sorpresa de algunos y la defraudación de otros, este terminó siendo un Gobierno que en Campaña le habló al electorado y en ejercicio de su gestión solo le habló a los mercados.

La ciudadanía argentina hizo ponderar que el gobierno se consagra con la expresión de las mayorías, y por ende quedó claro que “el mercado” es una minoría dentro de un conglomerado social mayoritario.

¿Cuál será el desafío “post PASO” para cada una de estas fuerzas políticas?

Ambas tendrán un desafío común y un desafío especifico diferenciado.

El desafío común implicará conquistar al electorado que por distintos motivos se posicionó en una tercera posición.

El desafío del Oficialismo será ni más ni menos que demostrar a estas alturas una “capacidad aeróbica” de autocrítica para poder gestionar y convencer a los que en estos últimos 4 años se sintieron defraudados. No obstante ello, la abundante diferencia deviene tal objetivo en osadía.

El desafío de la oposición será mantener su caudal de votos capitalizado y consensuar con los votantes de otros espacios para lograr convencerlos de su capacidad de gobernar para todos. Será trabajo arduo de este espacio convencer al electorado de que gobernar para todos no redundará en tan solo un “slogan de campaña”.

Sean de un bando o del otro es menester que los representantes políticos de una vez se den cuenta que los políticos están para servir a la gente y no al revés.

El Gobierno Nacional ha recibido sin lugar a dudas un gran golpe electoral en contra de su incumplimiento del contrato electoral. Sus promesas pesaron ahondadas aún más en los malos resultados.

Lo más importante de todo, es lograr una transición lo más adecuada y maduramente posible.

¡El pueblo ha dictaminado!

Ese es el verdadero mensaje del electorado en estas elecciones que quien sabe si no fueron las últimas PASO de la República Argentina.

Sergio Rodríguez
Abogado, especialista en Relaciones Individuales del Trabajo, recibido en la Universidad de Buenos Aires. Docente universitario y escritor doctrinal de varias editoriales jurídicas del país. Se desempeña como abogado en el Estudio Jurídico Leguizamon-Rodríguez.

1 Comentario

Deja un comentario